Ventresca de Atún en Aceite de Oliva sobre Arroz Cremoso de Calabacín

Sofreír en un generoso hilo de aceite de oliva, la cebolla picada en pequeños trocitos y el ajo.
Añadir el arroz y dejar que absorba el aceite de oliva, revolviendo constantemente hasta que empiece a quedar traslúcido.
Añadir agua caliente o caldo de verduras en una cantidad igual a 3 veces el volumen de arroz, haciéndolo en tres raciones.
Sazonar con sal y pimienta y un poco de perejil picado. Revolver frecuentemente y durante algún tiempo para que quede muy cremoso.
Cuando esté casi cocinado (aproximadamente 15 minutos) añadir el calabacín lavado y cortado en tiras.
Rectificar los condimentos.
Revolver, incorporando el aceite de oliva de la lata. Colocar la ventresca sobre el arroz y dejar que la temperatura suba un poco.
Esparcir con perejil fresco picado.